Noticias

Vainilla, obra de saberes, sabores y biotecnología

 

A pesar de que la vainilla se da prácticamente en todo el mundo, el reservorio genético de esta orquídea se halla en uno de los bosques tropicales más saqueados en México; si se agota ahí, estaría en peligro, alerta Edelmira Linares.

Myriam Vidal


Generamos 3.5 por ciento de la producción mundial de vainilla, y lo estamos haciendo con menos hectáreas de cultivo, dijo la bióloga Edelmira Linares. (Foto: Myriam Vidal)


La vainilla está presente en prácticamente todo el mundo, sin embargo, su cultivo es otra historia. Esta orquídea, de origen y denominación mexicanos, solo puede dar frutos de manera natural en regiones específicas que cuentan con el clima y la biotecnología necesarias para polinizar a la planta, mismas que, de no cuidar y conservar, podrían desaparecer por efecto de la intervención del hombre.

Durante la presentación del libro Xanat: vainilla. Dulce aroma para el mundo, producto de los ciclos de conferencias de la Fundación Herdez, en la XL Feria Internacional del Palacio de Minería, expertos en el tema hablaron sobre la importancia de la vainilla para el mundo y por qué es necesario cuidarla y protegerla.

“Por un lado, la vainilla es una planta nativa de Mesoamérica, un gran centro cultural para la diversificación e innovación, por otro, tiene varias posibilidades sensoriales (…) y también es un producto de la biotecnología mesoamericana, hay más de 35 biotecnologías que fueron inventadas desde hace dos o tres milenios en el pasado y que hoy en día apenas se están conociendo y aprovechando, y una de ellas es la producción de vainilla”, explicó el doctor Robert Bye, investigador en el Jardín Botánico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El doctor narró que el viaje de la vainilla de Mesoamérica al mundo fue uno particularmente tardado pues en un principio los conquistadores españoles no lograron ver la verdadera importancia de esta planta. Más aún, cuando por fin comenzó a exportarse a países europeos, a mediadados del siglo XIX, la planta no daba frutos por una simple razón: no contaban con la biotecnología para polinizarla. “Para hacer el fruto tenemos que polinizar la flor y los polinizadores son abejas de Melipona que crecen desde México hasta el norte de Sudamérica”, explicó el doctor.

A la fecha, la vainilla es una de las especias más caras el mundo, no solo por sus cualidades como saborizante y para la salud sino por sus elaborados y tardados procesos de producción. Ya es posible cultivarla en otras regiones tropicales del mundo; esto aunado a problemas sociales y culturales han provocado que México ya no se encuentra entre sus principales productores, añadió la maestra Edelmira Linares, técnica académico titular de Instituto de Biología de la UNAM.

México genera 3.5 de la producción mundial. El rendimiento de la vainilla ha subido pero no así la cantidad de hectáreas que se cultivan porque actualmente se procesa y se conoce el cultivo más a fondo en México; se está produciendo más vainilla en menos hectáreas, dijo la maestra Linares.

Además, las zonas mexicanas en las que se producen los cultivos están siendo amenazadas por la deforestación, por lo que el doctor Bye advirtió que una de las mejores formas para conservar esta planta es dar y mostrar el valor agregado al producto.

“El reservorio genético de la vainilla mundial está en uno de los bosques tropicales más saqueados y acabados en México. Si se acaban esos bosques con ese reservorio genético no podemos decir que la vainilla en todo el mundo va a sobrevivir”, concluyó la maestra Linares.


Fuente:

  • FCCyT: http://www.foroconsultivo.org.mx/

Contacto

Para una navegación óptima dentro del portal te recomendamos los siguientes programas

Mozilla Firefox

Google Chrome

Adobe Reader

Visor de Excel