Noticias

El Presidente necesita una buena asesoría sobre el sector científico

 

Esto ha generado un ambiente de confrontación, dice Juan Pedro Laclette, expresidente de la AMC y excoordinador del FCCyT. Buscarán una reunión con López Obrador, añade

ISAAC TORRES CRUZ


El FCCyT convocó a conferencia, donde participaron excoordinadores de la institución.


El martes pasado, en la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Adolfo Martínez Palomo dijo que para la existencia de un diálgo fructífero entre la comunidad científica y el gobierno federal hay dos condiciones que no están sujetas a discusión: el respeto absoluto a la independencia académica de todas las instituciones y la libertad de definir temas y formas de evaluación y promoción; la segunda es respetar a los profesionales de la ciencia, por ello exigimos ¡no más menosprecio público a los investigadores!”.

Las palabras del investigador emérito del Cinvestav y miembro de El Colegio Nacional se referían a una de las expresiones del presidente Andrés Manuel López Obrador que han denostado a la comunidad científica, y que movilizó a un grupo de investigadores para crear el movimiento ProCiencia en manifestación de absoluto rechazo a la creación de esta imagen.

El miércoles, en su conferencia mañanera, el Presidente lo hizo de nuevo. “(…) Los científicos no salen de sus oficinas, no salen de sus cubículos, no van al campo, no conocen la realidad y no pueden transformar una realidad que no conocen. Opinan de todo, son ‘todólogos’, sabelotodo, pero están en las nubes, levitan. No tienen los pies sobre la tierra, no tienen información (…) sobre el Tren Maya no tienen información…”.

“Están asesorando mal al Presidente”, dijo ayer Juan Pedro Laclette, investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, expresidente de la AMC y excoordinador del FCCyT. “En su conferencia del 29 de julio dijo ‘que el Foro Consultivo era otro pegote que teníamos en Presidencia (…)’; claramente confundió el FCCyT con la oficina de asesoría de la Presidencia. Tiene competencia para crear o desaparecer esa oficina, pero no la tiene para desaparecer al Foro Consultivo porque está en la ley y ésta la elabora el Poder Legislativo”.

Laclette manifestó lo anterior en una conferencia convocada por el FCCyT, que congregó a varios excoordinadores de la institución, como José Antonio de la Peña y Gabriela Dutrénit, para explicar su funcionamiento y su establecimiento por la ley de ciencia y tecnología, y ante la falta de presupuesto que ha negado Conacyt sin emitir una “comunicación y explicación oficial”, dijo por su parte Julia Tagüeña, actual coordinadora.

PERAS Y MANZANAS. Otra evidencia de esta mala asesoría, añadió Laclette, se observa en su conferencia del miércoles, donde dijo que “los científicos no salen de sus oficinas, no salen de sus cubículos…”. El tipo de trabajo que llevan a cabo los científicos, añadió, depende del área de especialidad: un taxónomo debe ir hasta los rincones del país, conocen la biodiversidad del país; un ecólogo estudia la biodiversidad, un investigador social puede hacer trabajo de campo en las ciudades… En cambio los matemáticos o físicos teóricos sí trabajan en su oficina (…) “Es muy importante que el Presidente sea asesorado apropiadamente, hay una diversidad de modos de trabajo de los científicos. En mi caso, que soy parasitólogo tomamos muestras en campo y las analizamos en el laboratorio”.

La segunda parte de la afirmación del miércoles (“son todólogos, sabelotodo”), “alguien le debe explicar al Presidente que la ciencia es cada vez más especializada”, hay expertos en diferentes áreas e incluso ha motivado una reflexión sobre la superespecialización de la ciencia, agregó, y los retos que enfrenta la humanidad necesitan de la conjunción de éstas.

En otras conferencias, refirió, se ha denostado de otras formas al gremio. “No hacemos vacunas para la cisticercosis que sean ‘fifis’ o neoliberales”. Esto es muestra y evidencia de su mala asesoría en el área, añadió, lo cual ha creado un ambiente de confrontación.

“Ahora se habla mucho de la ciencia, pero no de los grandes proyectos científicos. Hemos caído en una controversia que se ha venido enconando y que no es en beneficio del desarrollo del país. El conocimiento es necesario para el desarrollo de las naciones y el trabajo de la gran mayoría de los científicos siempre tiene un compromiso social. Este ambiente de confrontación y controversia no es útil, hay que terminarlo, ya llevamos ocho meses, y convertirlo en ambiente que sume, todavía hay tiempo”.

El científico enfatizó que la comunidad y el gobierno federal pueden ir “en serio por una Cuarta Transformación, para lo cual se requiere trabajar en vez de esta controversia ridícula que nos hace perder el tiempo”. Refirió además que buscarán una cita con el Presidente para exponer la importancia del sector científico y de la pertinencia de la permanencia de organizaciones como el Foro Consultivo Científico y Tecnológico. “Esperamos que nos reciba”.


Fuente: 

  • Crónica: https://www.cronica.com.mx/notas-el_presidente_necesita_una_buena_asesoria_sobre_el_sector_cientifico-1127735-2019

Contacto

Para una navegación óptima dentro del portal te recomendamos los siguientes programas

Mozilla Firefox

Google Chrome

Adobe Reader

Visor de Excel

© 2017 Todos los derechos reservados. Diseñado por Baja webmaster
Última actualización del sitio 12 de febrero del 2019