Noticias

“Los investigadores estamos haciendo política científica”

 

El grupo ProCiencia quiere ser una voz activa de la comunidad científica, señalan miembros en conferencia. Solicitan un Parlamento Abierto para discusión de Ley General de Ciencia y Tecnología.

Isaac Torres Cruz


Rafael Coria (Inper-AMIINSHAE), Lorenza González (Cinvestav), Heriberto Avelino (INAH), David Romero (UNAM), Alma Maldonado (Cinvestav) y Carlos Contreras (UAM-Iztapalapa), durante la presentación de ayer. (Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC)


"No hay que equivocarse, lo que estamos haciendo con esta red (ProCiencia) es un acto político científico. Lo queremos decir con todas sus letras: la ciencia requiere apoyo, no puede esperar. No queremos insultos, sino diálogo, que es lo que quiere el país: un diálogo democrático; si no se logra, se requerirán otro tipo de manifestaciones más visibles. Los que estamos aquí no habíamos participado de forma tan política como en el último año, no por oposición al gobierno, porque si bien estamos de acuerdo con un cambio, pensamos que algunos de éstos son equivocados".

Así finalizó su participación David Romero Camarena, investigador del Centro de Ciencias Genómicas de la UNAM, con la que cerró a su vez la primera conferencia de la agrupación de científicos ProCiencia, creada en meses recientes. En palabras del académico, ProCiencia es un grupo plural de científicos que se integró en respuesta y para proponer alternativas ante las problemáticas que experimenta la ciencia en México. La organización se compone por más de 50 científicos de diferentes áreas del conocimiento de 40 instituciones.

En julio pasado, el grupo entregó una carta en Presidencia, la SEP, las comisiones de Ciencia y Tecnología del Poder Legislativo, Conacyt y Segob, para exponer 11 puntos de inconformidad sobre el manejo de la política científica en la Cuarta Transformación. La carta también ha sido puesta en línea a través de la plataforma change.org donde ha alcanzado casi las 20 mil firmas.

En seguimiento a este movimiento independiente de investigadores, ayer en un hotel de la capital se dieron cita varios de sus integrantes para exponer los cinco principales ejes de su agenda en política científica. Adicionalmente abordaron otros temas, como el proyecto de Ley General de Ciencia y Tecnología, que se discutiría en el próximo periodo de sesiones del Congreso de la Unión.

“Lo que se conoce como posible proyecto de ley no ha sido reconocido oficialmente ni por Conacyt ni por el partido con mayoría (Morena), así que debemos ser cautelosos con esta propuesta, que hemos ya analizado y discutido”, señaló Alma Maldonado, del Departamento de Investigación Educativa del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav). No obstante, dicho proyecto genera varias inquietudes en el grupo en temas de autonomía y centralización de desiciones, desaparición de órganos colegiados y financiamiento. “Lo que proponemos es impulsar nuestra agenda y, una vez que las leyes sean discutidas públicamente, participar con proposiciones en lo que esperamos sea un Parlamento Abierto”, añadió.

Por su parte, David Romero refirió que lo que preocupa en este proyecto es la “verticalidad” que presenta. “Este proyecto carece de paternidad, pero aún así pensamos que no puede ser la única propuesta y seguramente aparecerán otras alternativas. Por ello, solicitamos al Poder Legislativo un Parlamento Abierto para su discusión, ya que una propuesta única, por más informada que esté, es muy mala idea para un tema toral en el país”.

CAMBIO, PERO NO RETROCESO. Para la investigadora del Cinvestav, la próxima ley deberá enmarcarse en los cambios al artículo tercero donde se refiere que los mexicanos tienen derecho a gozar de los beneficios de la ciencia y la innovación tecnológica.

“En este gobierno hay un cam­bio de régimen, que debe corresponder a transformaciones jurídicas y gubernamentales, pero no se trata de cambiar por cambiar, si hay un cambio en la legislación de ciencia y tecnología debe ser para mejorar la ley anterior y no un retroceso. En esta propuesta de ley filtrada, los órganos colegiados que existen desaparecen, lo cual creemos que sería un retroceso”.

Otros temas que deben estar presentes, dijo Romero, es el establecimiento de mecanismos progresivos de financiamiento, para que los presupuestos del sector no disminuyan cada año. También se destacó la implementación de sistemas de financiamiento de la ciencia en los estados e incluir el tema de innovación, “cuya ausencia debería corregirse”.

“Deseamos abrir un canal de comunicación con los diferentes involucrados en el desarrollo de las políticas científicas en el país; sin embargo, vemos con preocupación cerrazón para ello. Queremos ser escuchados y reunir voces, no pretendemos ser la única voz, pero sí una importante. Nos gustaría estar presentes en cualquier discusión de aspectos científicos que corresponda a una correcta función de Gobierno. Es una conspicua ausencia que no hayamos sido invitados a los foros que ocurren en Conacyt, que son bastante más cerrados y con poca participación”.

CINCO PROPÓSITOS DE @ProcienciaMX

► Impulsar la ciencia como medio fundamental para el desarrollo y el bienestar social.

► Defensa de los derechos de los ciudadanos para gozar de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica.

► Defensa de los espacios colegiados y autónomos de participación de las comunidades científicas y tecnológicas en la toma de decisiones del sector.

► Garantía de libertad de investigación y su financiamiento.

► Defensa de la plena autonomía de las universidades, centros e institutos de investigación.


Contacto

Para una navegación óptima dentro del portal te recomendamos los siguientes programas

Mozilla Firefox

Google Chrome

Adobe Reader

Visor de Excel

© 2017 Todos los derechos reservados. Diseñado por Baja webmaster
Última actualización del sitio 12 de febrero del 2019