Noticias

 

El siglo XXI y sus avances tecnológicos han llegado a un punto que jamás hubiéramos imaginado. Una etapa donde la producción de conocimiento comienza a superar lo material, donde el aprendizaje sucede vertiginosamente. Sin embargo, estos tiempos no son solamente caracterizados por el aprendizaje de los seres humanos, sino por el conocimiento que las máquinas comienzan a adquirir.

 

Con el fin de elaborar una prótesis funcional, dos jóvenes tapatíos, Jorge Adrián González y Elizabeth Ventura, trabajan en la elaboración de un prototipo que pueda realizar movimientos previamente programados y que estos sean activados cuando respondan a estímulos como la ansiedad o la concentración.

 

Hoy en día existen diversos métodos para detectar mentiras. Uno de ellos es la prueba del polígrafo, que registra los cambios neurofisiológicos del individuo; sin embargo, la condición física de un atleta de alto rendimiento es capaz de burlar este sistema. Otra técnica para distinguir el engaño se basa en el estudio de las expresiones faciales, pero estas pueden ser dominadas por un experto en actuación. ¿Existe algún medio para la detección de mentiras que no se pueda fingir ni controlar? ¿La observación de los ojos funcionará para la detección del engaño? Efectivamente, hay algo que funciona como una “ventana” directa al cerebro, se trata del tamaño de la pupila.

 

A las cuatro de la mañana del 15 de junio de 2004 la antorcha olímpica llegó a la Ciudad de México como parte de su recorrido para encender el fuego olímpico en Atenas, Grecia. Esa fue la primera vez que la antorcha circunnavegó la Tierra, y durante su paso por México una de las atletas que condujo la llama fue Rosario Iglesias, mejor conocida como “Chayito”, la maratonista mexicana de 94 años.

Contacto

Para una navegación óptima dentro del portal te recomendamos los siguientes programas

Mozilla Firefox

Google Chrome

Adobe Reader

Visor de Excel

© 2017 Todos los derechos reservados. Diseñado por Baja webmaster
Última actualización del sitio 22 de agosto del 2018